¿Se discrimina a la mujer y su bienestar según el estado donde ella reside?


Durante Abril ha habido importantes avances para la salud de las mujeres, pero retos evidentes persisten

El presupuesto del presidente Obama para el año 2014 que fue publicado el 10 de abril incluye la Enmienda Hyde, una política con décadas de antigüedad que tiene que ser establecida anualmente. Dicha enmienda restringe cobertura a abortos para recipientes de Medicaid, empleados federales, voluntarios con Peace Corps, y otros grupos que obtienen cobertura de seguro médico através del gobierno federal. Las excepciones son casos de violación, incesto o si la vida de la mujer se encuentra en peligro. No obstante, dicha enmienda no restringe que los estados utilicen sus propios fondos para dar cobertura de aborto a recipientes de Medicaid, y actualmente 17 estados (4 voluntariamente, 13 por orden judicial) proveen esta cobertura. Ahora la propuesta del Presidente permite que Washington, DC utilice fondos locales para hacer lo mismo, pero hace caso omiso de las necesidades de las mujeres de bajos ingresos y sus familias que viven en los otros 33 estados.

Aunque no se permite que los estados individualmente hagan el aborto ilegal, muchos promulgan legislaciones que hacen que sea difícil o imposible recibir servicios de aborto. Por ejemplo ordenar períodos de espera, obligar a que los médicos lean de un guión acerca de los peligros potenciales que aún no han sido comprobados hacia la mujer por el aborto, y contínuamente buscan diferentes maneras para cerrar clínicas que proveen estos servicios. El pasado 15 de Abril, defensores de la salud de las mujeres sintieron alivio cuando un Juez Federal de Distrito en Mississippi dictaminó que la última clínica de aborto que queda en ese estado podría permanecer abierta, ya que al no hacerlo “daría lugar a un sistema parchado en que los derechos constitucionales están disponibles en algunos estados, pero no otros.”

Finalmente el pasado 5 de abril un juez federal decretó otro paso adicional que aumenta el acceso a cobertura médica, al levantar las restricciones de edad para anticoncepción de emergencia, conocida como píldora del día siguiente, haciendo que su venta sea sin receta.Mientras tanto en Missouri, aún está pendiente la legislación de que prohibiría cualquier requerimiento por parte de farmacias para no vender la píldora Plan B.

La política nunca debe interponerse en el camino de cualquier mujer que recibe la atención médica que necesita. Las decisiones sobre cuándo tener un hijo debe dejarse en manos de una mujer que sabe sobre su propia salud y situación económica mejor que el Congreso. El bienestar de las mujeres y sus familias no puede depender del estado en el que vive, su seguro médico, o la cantidad de dinero que tiene.

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s