Espectáculo Cultural visita Knoxville


 

La elegancia Tang desplegada en escena

La producción de un gran espectáculo: destreza, trabajo duro y un corazón puro

Por Matthew Little – La Gran Época

 

China fue llamada la “Tierra Divina” (Shen Zhou), porque las personas de la antigüedad creían que la cultura china era un legado de los Cielos. Desde los protocolos de las cortes imperiales hasta las bellas artes, la música, la moda e incluso la ciencia, todos los aspectos de la sociedad estaban alineados con el orden divino.

Durante la Edad Dorada de China, en el auge de la gloriosa Dinastía Tang, el confucionismo, el taoísmo y el budismo florecieron, la virtud era altamente estimada, y la sociedad prosperaba. Era una época de conocimiento y belleza, de grandes artistas, científicos instruidos, y líderes nobles… verdaderamente una tierra de pureza.

Lo cierto es que a través de las centurias, los valores morales de la sociedad declinaron, China se vio acosada por confusiones internas y corrupción, y gradualmente las personas no siguieron más la voluntad del Cielo. Eventualmente, muchas de las preciadas creencias y tradiciones se perdieron.

Pero en pleno siglo 21, un movimiento cultural deseoso por recuperar la cultura china largamente olvidada logró, de forma singular, devolverle al mundo una época en que los seres humanos ponían el énfasis en la caballería, la lealtad y la honestidad.

Desde 2006 la compañía Shen Yun Performing Arts brinda a la escena mundial un espectáculo único que refleja el noble esfuerzo por traer el pasado al presente, con estupendos músicos y bailarines transmitiendo 5000 años de historia y una multitud de tradiciones populares, desde el Tíbet a Mongolia y a la región de Yunnan, así como danzas de la corte real. De este modo, la variedad y el contraste de los movimientos permiten revivir las leyendas más grandes que tejieron la milenaria y divina cultura china.

Pero tras la gracia y feminidad de las bailarinas y las proezas acrobáticas de los hombres, hay un año entero de preparación de trajes auténticos, coreografías precisas y escenografía que hacen del año nuevo chino una fiesta para los sentidos.

Coloridos vestidos auténticos

Recreando el estilo del vestuario y los peinados de las dinastías chinas más bellas, Shen Yun despliega ante el público una verdadera historia fresca y viva. Mas aún, cuando el arte presenta la belleza y el lado positivo de la naturaleza humana, puede influir positivamente en las relaciones interpersonales de la vida cotidiana.

Tomando sus tijeras y sus géneros, los diseñadores a cargo de los trajes se sumergen en los libros antiguos para la elaboración del vestuario.

Los diseñadores toman como referencia pinturas, frescos y estatuas de época que permiten conocer mejor la vestimenta, el peinado, los zapatos y los accesorios de la antigua China. Pero la vestimenta no es sólo una forma de cubrir el cuerpo, sino que principalmente refleja el pensamiento de una persona, la cultura y el respeto por los dioses.

Las danzas y coreografías evocan las tradiciones de la antigua cultura, y el vestuario las acompaña transmitiendo autenticidad con resplandecientes colores.

Al igual que la danza, la preparación de los trajes lleva un proceso largo y laborioso, ya que los bocetos se convierten en vestuario sólo si la muestra se aprueba. Si se rechaza, el proceso comienza de nuevo.

El vestuario comienza con un concepto de la danza; si la danza está situada en una dinastía, el vestuario debe ser fiel a la historia de ese tiempo.

Estudiando las obras de la época, observamos que la poesía y la literatura del período Tang estaban llenas de imaginación, los chinos tenían mucha agudeza mental, y sus trajes eran a su imagen: tenían que ser amplios y abiertos.

Tal como se puede apreciar en ciertos números del espectáculo, la mayoría de las veces la ropa de las mujeres ofrece unas mangas amplias y abiertas y una túnica exterior transparente. La variedad de los peinados asombra, y los cabellos muy largos de las mujeres podían rodar por el suelo.

Así, un equipo especial está dedicado a la gestión de estos trajes que se convierten en verdaderas joyas, designándole a cada uno un número. Imaginamos toda la dificultad que esto representa cuando se sabe que ciertas actuaciones necesitan que las bailarinas cambien de vestuario en cuatro ocasiones.

Pero lo más difícil para los diseñadores es dibujar y fabricar trajes que sean fieles históricamente y a la vez que resulten flexibles y bien confeccionados para adaptarse a los movimientos de los bailarines sin romperse. El desafío se hace aún mayor si se tiene en cuenta que estos trajes van a dar la vuelta al mundo y van a ser llevados por las bailarinas durante más de 120 representaciones por 60 ciudades del mundo, como ocurrió en la gira de 2009.

 

Escenografía de alta tecnología para una cultura milenaria

Pero toda la danza y el deslumbrante vestuario necesitan un ambiente, un lugar desde el cual lanzar sus versiones históricas. Ese sentido de lugar es donde la lealtad al pasado recibe un impulso tecnológico del presente.

Ese impulso es una combinación de alta tecnología, fotografía y montaje. El espectáculo utiliza esta mezcla para crear el fondo animado que lleva el paisaje y la arquitectura de la antigua China en los teatros de todo el mundo.

Tal como lo entienden los escenógrafos de Shen Yun Performing Arts, cada pequeño detalle tiene que ser exacto. No se puede tener una ventana de la Dinastía Ming o una puerta de la Dinastía Qing en un edificio de la dinastía Tang, y si el proceso de puesta en escena no comienza con la búsqueda de libros y pinturas que ayuden a iluminar la historia, es difícil lograr representaciones precisas.

En cuanto se refiere a la dinastía Tang, tiempo en los que la virtud y la piedad resaltaban en la vida cotidiana, recrear el pasado equivale a traer lo mejor de la cultura humana a la vida. Al final, los bailarines, vestuaristas y escenógrafos trabajan juntos para llevar ante la audiencia algunos de los más refinados períodos que ha conocido el mundo. Por supuesto, hay otros elementos que también juegan su papel; gigantes flores de loto en los que se sientan los Budas, las banderas y espadas también deben ser fieles a la historia. Y claro, también hay un año de preparación para la Orquesta de Shen Yun Performing Arts, la única orquesta que combina instrumentos orientales con occidentales… pero esa es otra historia.

 

Ahorra 30% usa codigo  'mundohispano'

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s