Conducir en el Otoño es más peligroso que en el Verano


Por Investigadores de la Universidad de Michigan

ANN ARBOR, Michigan.— Si bien muchos creen que el verano es la temporada más peligrosa en las autopistas y carreteras de Estados Unidos porque los conductores tienden a ir más rápido, beben más alcohol y conducen más a menudo por placer, un nuevo informe de la Universidad de Michigan indica algo diferente.

En un estudio que publica la edición actual de la revista Traffic Injury Prevention, Michael Sivak, del Instituto de Investigación del Transporte de la UM determinó que las tasas de muertes en accidentes de vehículos automotores son más altas en el otoño, y octubre está al tope de la lista con 10,2 muertes por cada mil millones de kilómetros.

Sivak uso los datos de fatalidades y de distancia viajada tomados del Departamento de Transporte y calculó la tasa de fatalidad y por distancia conducida para cada mes desde 1994 a 2006.

Así determinó que octubre, noviembre y diciembre tienen las tasas de muertes más altas y marzo tiene las más bajas (8,8 muertes por mil millones de kilómetros), seguido por febrero y abril. De marzo a octubre las tasas se incrementan cada mes y luego descienden desde octubre a marzo a pesar de que es invierno en el hemisferio norte.

“El riesgo de un accidente fatal por distancia conducida en octubre es casi el 16 por ciento mayor que el riesgo en marzo”, dijo Sivak. “Si las condiciones fuesen equivalentes uno creería que el tiempo inclemente, la nieve y el hielo, deberían aumentar el riesgo. Pero debido a que las condiciones meteorológicas inclementes también llevan a reducciones generales en la velocidad, el efecto neto no es claro”.

Igualmente, hay varios factores que prevalecen más en el verano y que indican que el riesgo de conducir debería ser mayor en esos meses, señaló Sivak.

“Por ejemplo, el andar en automóvil por placer, lo cual ocurre más frecuentemente en caminos que no son familiares para el conductor, y los viajes a velocidades más altas, de noche y bajo la influencia del alcohol, todo lo cual es más arriesgado que cuando se conduce para ir y volver del trabajo”, añadió. “Aunque no hay datos concluyentes disponibles, es probable que el conducir automóvil por placer y esparcimiento sea más frecuente durante los meses del verano cuando las escuelas están cerradas. Además el consumo de cerveza muestra una fuerte variación estacional, con los niveles más altos en los meses de verano”.

De modo que ¿por qué octubre, noviembre y diciembre son más peligrosos para los automovilistas que otros meses del año? Una razón posible podría ser la duración de la oscuridad que aumenta en el otoño y es más prolongada a fines de diciembre. Pero Sivak cree que no hay una razón única.

“Hay varios factores conocidos que tienen influencia mayor en el riesgo de conducir y que muestran fuertes variaciones estacionales”, dijo. “Sin embargo los niveles más altos y los más bajos de las variaciones estacionales de estos factores no corresponden plenamente al patrón del riesgo general de conducir. De modo que es probable que el patrón de riesgo al conducir sea una consecuencia de la contribución combinada de varios factores”.

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s