¡Feliz Día Del Padre! – El hombre es cabeza del hogar


Hay pocos hombres para gobernar ciudades y naciones; pero cada cual está obligado a gobernar sabia y prudentemente su familia y su casa” (Plutarco). <!– @page { size: 8.5in 11in; margin: 0.79in } P { margin-bottom: 0.08in } –>

La familia virtuosa es una nave que durante la tempestad está sujeta por dos anclas: la fe, la confianza en Dios y las buenas costumbres, basadas en buenos principios” (Montesquiu).

Nosotros los padres somos responsables por la enseñanza en el hogar. No olvidemos que el hogar es la primera escuela, donde los padres son los primeros maestros de sus hijos, tanto en lo espiritual como en lo moral, intelectual, material y social.

El hogar es un reflejo de lo que son los padres. Sencillamente lo que ellos han querido que sea su hogar, eso es y será. Si son piadosos, así será su hogar. Si son ejemplares, así también será su hogar. Si son fieles y leales a los votos que se hicieron en presencia de Dios, eso se reflejará en la familia.

Si Cristo es el consejero, guía y orientador en la familia, todo irá bien. Realmente, ser un buen padre de familia no es nada fácil. Ser padre es un gran privilegio, pero contrae una tremenda responsabilidad. Tenemos el buen ejemplo en la Biblia de buenos y responsables padres como Josué. Quien dijo al pueblo: “yo y mi casa, serviremos al SEÑOR.” (Josué 24:15)

Los padres debemos ser los mejores amigos de nuestros hijos, hablar con ellos con toda confianza, autoridad y franqueza sobre temas como el amor, el noviazgo, el sexo, el matrimonio y la familia. Debemos oírles en cuanto a sus pensamientos, sentimientos, ideas, aspiraciones, anhelos, amistades, y contestarles sabiamente sus preguntas. Requiere tiempo y dedicación para hacerlo.

Requiere toda nuestra atención procurar el mejor bien para el futuro de los hijos, en todos los aspectos. Padres, con la ayuda y bendición de Dios, cumplamos con nuestro sagrado deber de criar cristianamente a nuestros hijos. ¡Vale la pena! De esto puede depender el destino eterno de su hijo o hija. Nuestro deseo más ardiente y nuestra tarea más incesante debe ser procurar llevarlos al cielo con nosotros. El bienestar de sus almas está sobre todos los demás bienes. Con la ayuda de Dios, podemos producir hijos e hijas de Dios, servidores de él y de los demás, ciudadanos del cielo y buenos ciudadanos de su patria.

Si te sientes fracasado como padre, puedes empezar de nuevo. Entrega tu vida a tu Padre Celestial, pide perdón por tus pecados, pide perdón a tus hijos y a tu esposa; y con la ayuda de Dios y su Palabra, puedes disfrutar de vida nueva y un hogar de paz y alegría. En este Día del Padre, te felicitamos y deseamos que Dios te bendiga grandemente al lado de tus seres queridos.

Pastores Ismael y Amy Serrano

Centro Cristiano el Faro

Tel. 423 420-0952

Email: centrocristianoelfaro@yahoo.com

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s