El matrimonio: una empresa


Que duda cabe que el matrimonio, como toda empresa, necesita esfuerzo para salir adelante. Muchos son los elementos dispuestos a socavar sus fundamentos, desde la falta de comunicación al egoísmo, desde el orgullo a la infidelidad a los que se suman factores externos de incuestionable perjuicio y que hacen crecer año tras año las rupturas. Felicitemos al Ayuntamiento de Madrid por la creación de los “Centros de Apoyo a las familias” destinados a la orientación y a la mediación de las mismas, opción que discrepa rabiosamente con la ley del “Divorcio exprés” española que lejos de apuntalar a las familias, induce a su desbaratamiento.

María Dolores Bravo

Barcelona, España

Advertisements